Saltar al contenido
Casio, mucho más que relojes

Casio, una marca que te ofrece más que relojes

Casio es una empresa que se dedica a elaborar productos electrónicos. Su producto más famoso desde luego son los relojes. La relojería es la estrella de la casa, es el producto más conocido por el gran público. Los relojes Casio gozan de gran cariño y fama entre los consumidores. La empresa dedica mucho cariño, inversión y cuidado en elaborar sus relojes, pero desde luego no es su único producto.

Si piensas un poco seguro que en seguida te viene a la mente otro producto de Casio que has usado en multitud de ocasiones, sobre todo en tu infancia. ¡Eso es! Tu calculadora científica, esa que te salvó la vida en tantas ocasiones ante esos aterradores exámenes de matemáticas y ciencias es obra de esta conocida empresa japonesa.

¿Te preguntabas la razón por la que jamás tuviste que cambiar la pila a tu inseparable compañera? ¿Te sorprendía que funcionase como el primer día incluso cuando llegaste a la universidad? ¿Te quedaste con la boca abierta cuando años después de dejar de usarla la encendiste y oh, estaba perfecta? Ahora sabes el porqué de todas estas incógnitas, Casio te estaba ayudando en tu desarrollo escolar y profesional. Siempre al pie del cañon y tan fiable como otros productos.

Primeras calculadoras Casio.

14a

 

Eso que ves en imagen no es una fotocopiadora. Es una de las primeras calculadoras de Casio. Se trata de un primer modelo de 1957 que funcionaba mediante relés. De ahí su gran tamaño. Esta gran revolución permitía realizar las operaciones más sencillas: suma, resta, multiplicación y división de números de hasta 14 cifras. Aunque fue puntero en su época, pronto se detectaron los problemas que ocasionaba, ya que limitaba las acciones que podían realizar los empleados que usaban esta tecnología. Tras 8 años de esfuerzos, duro trabajo y la apuesta por la tecnología apareció en el mercado la calculadora Casio 001. Ella es la primera calculadora de la historia del mundo con sistema electrónico que además contaba con memoria. Como ves, su tamaño disminuía notablemente.

001

Esto permite a Casio comenzar la exportación de estas calculadoras a Estados Unidos y  a Europa. Pronto se convirtieron en un producto muy demandado en todo el mundo.

Calculadoras para todos

CasioMini

El resto de fabricantes pronto advirtieron el negocio que existía con las calculadoras. La competencia era feroz en esta época, pero Casio hizo gala una vez de ingenio y propuso un modelo muy pequeño y sencillo para el gran público. En un mundo donde todas las empresas de electrónica miraban a las oficinas como clientes para sus calculadoras, Casio se dio cuenta de la necesidad diaria que tenemos de realizar cálculos de forma rápida y sencilla. Por esos motivos ideó la Mini Casio que salió a la venta en 1979 y supuso un éxito arrollador en sus ventas a que en menos de un año vendió un millón de productos de este tipo.

El éxito de la Mini Casio traspasó fronteras y alcanzó unas ventas 10 veces mayores a nivel mundial de las que había conseguido en su lanzamiento en Japón. De esta manera comenzó la carrera por crear la calculadora más compacta posible. En 1983 se lanza el modelo SL-800 tan fino como una tarjeta. No existía la posibilidad de crear una calculadora más fina que era. Casio había ganado la batalla una vez más.

sl800

A partir de ahora los esfuerzos se centraron crear calculadoras mejores que ofrecieran múltiples funcionalidades.

Calculadora al servicio de la ciencia

casio-fx-9860g

Uno de los primeros modelos, el AL-1 permitió desarrollar la primera calculadora específica para matemáticas o ciencia ya que los ingenieros de Casio se basaron en su tecnología y funcionalidad. No solo se trataba de la primera calculadora específica, sino que además era de mano lo que permitía un buen manejo. Resultaba totalmente práctica y útil. Este producto se denominó Fx-1.

Un desarrollo posterior fue la Fx-10 pensada especialmente para ingenieros eléctricos y arquitecto añadiendo funcionalidades que permitieran hacer el trabajo más fácil a estos profesionales. En los años 80 apareció el modelo fx-7000G primer modelo que permitía realizar gráficos, pensada para el campo de las matemáticas. Es la primera calculadora gráfica comercial del mundo. Tras ello se incorporaron la posibilidad de añadir fracciones o raíces cuadradas. Este modelo que permitía plasmar en la calculadora lo que hasta ese momento solo era en posible en papel apareció en 2004.

¿Qué hace de las calculadoras Casio algo tan especial?

Sin duda lo especial diseño y calidad. En su fabricación se tiene muy en cuenta al consumidor. Se cuidan aspectos que podrían ser muy banales pero que resultan decisivos para una genial experiencia de usuario. Por ejemplo la distribución y espaciado de las teclas así como su correcta designación. Que el teclado sea duradero es otra de las grandes preocupaciones de los ingenieros de la marca. Se cuida también de forma especial la programación de la calculadora que va a salir al mercado, solo aquellas configuradas perfectamente que cumplen con todos los controles son las que salen al mercado.