Saltar al contenido

Toda la información sobre el Reloj del Apocalipsis

Conocido como el Reloj del Fin del Mundo, Reloj del Apocalipsis o Reloj del Juicio Final, en inglés Doomsday Clock, este singular marcador está acaparando titulares y portadas en medios de todo el mundo. Si te preguntado de qué se trata esto, cuál es su origen y cómo funciona hoy te contamos todo lo que debes saber sobre ello.

¿Qué es el Reloj del Apocalipsis?

 

Para empezar, no es un reloj real. Se trata de un reloj simbólico donde la medianoche representa la destrucción de la humanidad. En relojes Casio somos amantes de estos accesorios y por ello, aunque no sea un reloj real, hemos querido traerte la curiosa historia y significado real de este curioso método de medición del estado político mundial.

Los comienzos del Reloj del Juicio Final datan del año 1947 cuando la asociación conocida como el Boletín de Científicos Atómicos, perteneciente a la Universidad de Chicago, quiso idear una forma muy visual de poder medir cómo de tensas son las relaciones entre los diferentes países. Su teoría principal se basa en que la humanidad está constantemente al borde de la destrucción y/ o desaparición por distintos motivos, algunas más veces más cerca de ella y otras más lejos. En su metáfora la medianoche simboliza el Fin del Mundo tal como lo conocemos, de modo que cuanto más cercana sea la hora al dato de las 24:00 estaremos en mayor riesgo.

Dada la época en la que fue creado, en un primer momento solo basaba sus estimaciones en lo que se refiere a posibilidad de una guerra nuclear. Sin embargo se han ido añadiendo datos como los referentes al cambio climático o los avances en robótica ya que estos podrían generar daños que pondrían en serio peligro la supervivencia de los humanos.

Historia del Reloj del Fin del Mundo

 

Desde sus inicios, siempre aparece en la portada del Boletín de Científicos Atómicos. Dentro de esta asociación existía un grupo de investigadores que trabajan en el Proyecto Manhattan. La idea de estos estudiosos era poder alertar a la población general sobre los peligros que supone la guerra nuclear o las armas de destrucción masiva como esas en las se utilizan químicos. Esta primera idea surgió en 1945 pero hubo que esperar dos años para que pudiera materializarse.

La idea de que la representación fuera un reloj fue de la artista Martyl Langdorf que era la esposa de uno de los integrantes de la Asociación. Ella fue la elegida para realizar el diseño de la primera portada de la revista de la Asociación y, tras mucho considerar la mejor manera de poder simbolizar lo que se quería transmitir, optó por utilizar la idea de un reloj. El reloj para la artista simbolizaba la urgencia, y podía asociarse de forma sencilla con una cuenta atrás. Este diseño fue muy acertado y tuvo una gran acogida entre el público general de modo que únicamente se ha variado desde entonces el color del fondo y, claro, la posición del minutero en el reloj.

Entre los primeros lectores de la revista las opiniones fueron unánimes, mostrando cómo la medianoche era comprensible y asociable al «final» y el modo de la cuenta atrás era ideal para asociarlo con un ataque militar o nuclear.

Momentos clave para el Reloj del Apocalipsis

 

 

Una vez superada la Guerra Fría, parece que el Reloj ha perdido gran parte de su impacto informativo del que gozaba antaño. Es cierto que los peligros evolucionan y los seres humanos nos enfrentamos a nuevos retos aún desconocidos en cuanto a magnitud y peligros. De este modo, muchos consideran que actualmente los parámetros que se tienen en cuenta para posicionar la aguja del minutero son ambiguos y dependen bastante del modo en que cada persona pueda percibir estos como peligrosos o no. En general se entiende que este reloj es una buena medición de la tensión política entre potencias nucleares así como de la gravedad de los asuntos que acechan a la humanidad.

A continuación repasaremos algunos momentos importantes de este Reloj, tanto los momentos de mayor peligro como los de más estabilidad.

1991: el año en que la humanidad estuvo más a salvo según el Reloj del Fin del Mundo

Tras la firma de los acuerdos para disminuir el armamento por parte de las potencias que estaban en mayor tensión en ese momento, Estados Unidos y la Unión Soviética, el reloj se situó a 17 minutos de la medianoche, simbolizando la tranquilidad que este hecho histórico marcaba: nada y nada menos que el fin de uno de los momentos más delicados para la humanidad, la Guerra Fría.

A dos minutos del Fin del Mundo

 

Hay dos momentos en la historia en los que, según está estimación, hemos estado más cerca de la destrucción. La primera fue en el año 1953 cuando Estados Unidos y los países pertenecientes a la URSS realizaron distintas pruebas atómicas. El segundo momento es el actual y es el motivo por el cual este reloj aparece en todos los medios. Desde el 25 de Enero del presente año, 2018, se decidió que la tensión actual entre Corea del Norte y Estados Unidos, sumados a desafíos como el terrorismo y las señales evidentes del cambio climático nos sitúa en una posición comprometida.

Otro momento clave fue en 2015 cuando el reloj solo marcaba tres minutos para la medianoche. En este caso se debía a la mejora de las armas de destrucción masiva, a los conflictos presentes en los países de Oriente y a las primeras señales alarmantes del cambio climático.