Saltar al contenido
Los niños prefieren los Reyes Magos a Papá Noel

Los niños españoles prefieren a los Reyes Magos

Ya están aquí las fechas más especiales para los pequeños de la casa. No es solo que tengan las esperadas primeras vacaciones del curso y tampoco se limita a que van a saber sus primeros resultados a través del boletín de notas de la primera evaluación. Es, sobre todo, por esos seres tan especiales que nos visitan en estas fechas. Nos referimos, por supuesto, a sus Majestades los Reyes Magos de Oriente y al entrañable Papá Noel. Los colocamos en ese orden porque es así para casi el 70% de los niños españoles. En una reciente encuesta se observa como la mayoría de los pequeños siguen prefiriendo la figura clásica y tradicional a la moderna y extranjera.

Esta preferencia es una verdadera ventaja para los duendes encargados de hacerse con los regalos, pues les da más tiempo para pensar el regalo más adecuado, a buscarlo (o a fabricarlo ;)), envolverlo con delicadeza y colocarlo bajo el árbol de Navidad en el momento justo. Esos duendes aún están a tiempo de conseguir ese obsequio tan deseado por el niño al que desea premiar por su buen comportamiento, su cariño durante todo el año, y por supuesto, su fe en sus Majestades.

Te contamos cómo viven los niños de hoy en día estas festividades y te damos algunas ideas para que puedas acertar de pleno.

La Navidad en el mundo infantil

Los adultos no tenemos recuerdo de cómo pensábamos en nuestra etapa infantil. De ese modo, nos sorprendemos y maravillamos ante algunas salidas de los niños que nos contestan o nos preguntan cosas que jamás habríamos pensado o visto de esa forma. Creemos que el pensamiento infantil está repleto de creatividad al no haber sido aún constreñido por los estándares sociales. Realmente no nos equivocamos al respecto, aunque en cierto modo nos equivocamos, o más bien lo correcto sería decir que nuestra teoría no está completa. El pensamiento infantil tiene la característica de ser eminentemente fantasioso. Durante los diez primeros años de vida, aproximadamente, nos acercamos al mundo real con teorías acerca de la misma donde imperan las explicaciones mágicas y sencillas. Podríamos creer que esto se debe a que adornamos todo el mundo de los niños con magia y ciencia ficción, pero realmente es al revés. Contamos cuentos fantasiosos a los niños y los rodeamos de ideas mágicas como los Reyes Magos o Papá Noel porque ellos de algún modo nos lo piden. Su cerebro viene preparado para entender esos conceptos de manera perfecta y les ayuda  a ir acercándose poco a poco a la realidad, a ir comprendiendo qué cosas ocurren en la realidad. Ocurre que lo real es complejo, lleno de interrelaciones de coincidencias, de cadenas causales largas y funcionamientos sistémicos. Al contrario, las ideas de un mundo que funciona mediante elementos mágicos es mucho más sencillo de asumir, pues las causas son únicas y se «toman atajos» para que las cosas sucedan . La belleza de lo fantástico reside en su simpleza. De hecho, cuántas veces habremos deseado que las cosas fueran como en los cuentos donde todo se arregla con un simple hechizo.

Tradición versus Innovación

Por estos motivos los niños entran tan bien en las tradiciones de los personajes fantásticos que traen regalos. Conocedores de la mente de los niños, nuestros antepasados idearon estas historias que se han venido transmitiendo primero de forma oral, después de forma escrita y sobre todo a través de los ritos y celebraciones.

Podríamos pensar que los niños son hijos del presente y de ese modo preferirán lo innovador, lo moderno, antes que lo de siempre. Bueno, pues como demuestra esta encuesta los pequeños actualmente se encuentran en un período que podríamos llamar de transición. Por un lado, como demuestra el dato, siguen adherido a las tradiciones seguramente influidos por sus familiares y muy especialmente sus padres, y por la cultura sobre todo a través de la educación. Ellos ya han crecido con los cuatro personajes plenamente instalados en sus vidas, de modo que no se dan real cuenta de cuál de ellos es el «nuevo» pero si saben y notan cuál es el preferido por los adultos de referencia para él y nosotros, nacidos en una época donde quizá Papá Noel no era tan habitual preferimos a las figuras tradicionales e inculcamos en los pequeños estas preferencias sin darnos cuenta. Pero decimos que se ven metidos en una transición ya que este mismo estudio revela que más de la mitad de los niños escriben su carta por internet. Esto es totalmente natural si lo pensamos, pues los niños de hoy son nativos digitales, han nacido en un mundo donde la tecnología es el día a día y de hecho, será fundamental en su futuro eso no lo dudamos de ninguna manera. Es trabajo de los padres lograr imponer límites y normas al mundo tecnológico además de educarles para su uso responsable y adecuado para evitar los peligros que asolan internet.

El hecho de que usen internet para escribir a los Reyes Magos, es decir, algo «nuevo» para referirse a algo «antiguo» nos parece seña inequívoca de lo que veníamos comentando, es el reflejo del momento de transición en el que se van a criar las futuras generaciones donde aún no van a abandonar ni mucho menos «lo de siempre» (esta encuesta demuestra que sigue existiendo por parte de ellos un respeto hacia las mismas) pero van a combinarlo con formas de comunicación y lenguaje de nueva introducción usando esos códigos en los que sienten tan cómodos.

Ideas de regalos para Reyes Magos

Porqué no, podemos optar por regalos tradiciones para nuestros pequeños. Ya vemos que esto no tiene porqué disgustarles ni mucho menos. Los más peques de la casa también llevan reloj, de esta manera, considera regalar a tu pequeño más querido un reloj. En ese artículo te contamos las ventajas de hacer este obsequio a un niño. Aunque puedan disponer de información sobre la hora en otros dispositivos es bueno para su desarrollo contar con un reloj de manecillas o bien digital.Para triunfar con una chica, lo mejor es apostar por los modernos relojes de la gama BABY-G.

Aunque también puedes hacer un regalo realmente especial y apostar por la joyería. Lo adecuado en estos casos es que lo hagas coincidir con un momento único para ellos como haber conseguido notas realmente buenas, o bien el paso al instituto, la cercanía de su comunión… de ese modo comprenderán lo importante que es ese objeto y lo cuidarán como merecen.