Saltar al contenido
wadokei el reloj tradicional japones relojes casio

Wadokei, control del tiempo tradicional japonés

Japón tiene una cultura que a los europeos nos resulta muy particular. Lógicamente, estas personas se desarrollaron lejos de cualquier influencia occidental, por ello su sistema de valores y tradiciones son tan diferentes a las nuestras y nos resultan tan fascinantes. En otro momento hablamos de los 5 valores japoneses que adopta la marca Casio. Hoy, sin embargo, vamos a hablar de cómo, a pesar de las diferencias, todos los humanos tenemos una necesidad común y hemos usado todo nuestro ingenio para lograr ese fin: el control del tiempo.

A ninguna civilización le ha resultado indiferente como los días y las noches se suceden, así como los diferentes momentos del año (las estaciones). Hoy veremos de qué forma los japoneses idearon sus primeros relojes y cómo han ido evolucionando los mismos.

Llegada a Japón de la relojería europea

 

llegada a japon de la relojeria europera relojes casio

La historia del Wadokei parece una historia al revés, donde se parte de los últimos avances para que luego aparezcan sistemas más tradicionales.

Japón empezó algo tarde en esto de la relojería. No fue hasta el siglo XVI, con la llegada de misioneros de la orden de los Jesuitas o bien de la mano de comerciantes holandeses, que los nipones tuvieron acceso a los primeros relojes. Estos complementos además tenían un sistema de funcionamiento mecánico.

Parece que el primer reloj que apareció en este país fue del tipo “linterna”. Se denominan así no por tener una función de emitir luz, que no la tenían, sino por su aspecto de linterna de latón. De hecho, este tipo de relojes, que ya eran habituales en las casas holandesas un siglo antes de su llegada a Japón, estaban fabricadas en este mismo material. La historia cuenta que fue un misionero español, Francisco Javier de Jaso, el que envió un reloj de este tipo al comandante Tokugawa Ieyasu, quien después gobernaría la nación durante cinco años en 1600, siendo este el primer reloj conocido de Japón. Estos datos hacen referencia a una historia tradicional basada en el hecho contrastado de que el comandante poseía un reloj europeo tipo linterna.

Como el reloj se adaptó al sistema horario tradicional japonés

 

como el reloj se adapto al sistema horario tradicional japones

Cuarenta años más tarde del gobierno de Ieyasu comenzó en Japón lo que se conoce como período aislacionista. Este período de tiempo, que sucedió bajo el gobierno de Shogunato Tokugawa no permitía que nadie entrase o saliese del país, la pena que se impuso fue la de muerte para quién lo hiciera. No sólo eso, sino que todos los extranjeros fueron expulsados. Esto afectó fundamentalmente a los religiosos españoles y portugueses. Aunque las relaciones internacionales no fueron completamente eliminadas, si se evitó cualquier contacto cultural o religioso, siendo el desarrollo científico y técnico uno de los más perjudicados y por tanto también la relojería.

Ante la negación de toda influencia extranjera, los relojeros japoneses tuvieron que adaptar la mecánica presente en los relojes que conocían al sistema horario tradicional de Japón que era el que se utilizaba. Esta tarea se antojó titánica pues el sistema horario europeo y japonés poco tienen que ver. El resultado final de estos trabajos dio origen al Wadokei que estuvo utilizándose hasta 1873.

Diferencias entre relojes europeos y relojes japoneses

 

diferencias entre relojes europeos y relojes japoneses

Nuestros relojes indican que todas las horas son iguales, con independencia de si es de día o de noche o de la estación en la que nos encontremos. Bien, en el sistema tradicional japonés esto no es así.

Primero, debemos saber que utilizan 6 unidades de tiempo para el día y 6 para la noche de modo que su día es de 12 horas y no de 24 como para nosotros. Pero ahí no acaban las diferencias. Lo más difícil de adaptar para estos relojeros japoneses del siglo XVI fue la consideración de las horas en función de las estaciones. En los meses de verano las horas tienen una mayor duración y en inverno al revés.

El reloj Wadokei tiene 6 horas numeradas del 9 al 4. Los números 1, 2 y 3 no se utilizaban por motivos religiosos ya que eran utilizados por la religión budista para llamar a la oración. El tiempo no avanzaba hacia delante, sino que era una cuenta atrás. De este modo el número 9 marcaba tanto la medianoche como el mediodía y el 6 el ocaso y la salida del sol. La razón por la cual el sistema era una cuenta atrás era debido al material que se usaba para hacer funcionar estos relojes, la energía era obtenida mediante el quemado de incienso.

Los nombres de las horas corresponden al zodiaco chino, de este modo: la hora 6 es la del Conejo cuando es de día y la del Gallo cuando es de noche, la hora 5 es el Dragón y el Perro respectivamente, el 4 corresponde a la Serpiente y al Cerdo, el 9 al Caballo y la Rata, el 8 a la Cabra y al Buey y la ultima hora, el 7, es la hora del Mono por el día y la del Tigre por la noche.

El Wadokei se sustituye por el reloj occidental

 

Como decíamos anteriormente este sistema se estuvo utilizando hasta el año 1873 año en el cual el gobierno japonés decidió adaptarse al sistema de control del tiempo europeo. De esta manera, las horas comenzaron a comprenderse de igual forma que en nuestro continente, siendo todas de igual duración y teniendo los días 24 horas en dos ciclos de 12 horas. Así mismo, adoptaron el calendario gregoriano a fin de poder reestablecer las relaciones con otros países en todos los niveles, tanto cultural como comercial.